1. About en Español
Send to a Friend via Email

Your suggestion is on its way!

An email with a link to:

http://comidamexicana.about.com/b/2013/05/16/paletas-de-hielo.htm

was emailed to:

Thanks for sharing About.com with others!

You can opt-out at any time. Please refer to our privacy policy for contact information.

Comenta en el foro

Paletas de hielo de fruta natural al estilo mexicano

Por

Paletas de limón y cilantro

El sabor del cilantro le presta cierta sofisticación a la sencilla paleta helada de limón.

foto (c) Robin Grose
Paletas cremosas de frutas del bosque

Estas deliciosas y nutritivas paletas heladas contienen fresas, frambuesas, zarzamoras y blueberries.

foto (c) Robin Grose
Paletas de melón y de fresa

Paletas de fresa y de melón

Foto (c) Robin Grose

En los últimos años se han puesto de moda en los Estados Unidos y Canadá las paletas de hielo de fruta natural. Han existido por mucho tiempo, por supuesto - recuerdo el consumo de muchas paletas heladas en mi infancia en EE.UU. - pero hasta hace poco no se han parecido en nada a las paletas de fruta natural que desde hace generaciones se acostumbran en México.

Y es que el mexicano es tanto un verdadero artista en la elaboración de paletas como un ávido consumidor de las mismas. ¿Cómo no serlo, cuando existen frutas tan frescas y variadas en el territorio nacional? Pero más allá de las frutas, el prodigioso ingenio mexicano encuentra su máxima expresión en la creación de paletas con los sabores más insólitos, como son el arroz con leche, nuez, y pepino con chile, entre otros.

Recuerdo mis primeras paletas mexicanas, compradas y devoradas en Cd. Obregón, Sonora (al norte de la República Mexicana) cuando yo tenía 16 años. No solo sabía deliciosamente a piña -- ¡estaba hecha de trozos de piña! Fue para mí una revelación, pues estaba acostumbrada a las paletas algo insípidas hechas de agua azucarada con un poco de saborizante y colorante.

Recuerdo también mis visitas a las paleterías de la cadena La Michoacana durante mis años en la Cd. de México. No simplemente se entraba y se pedía una paleta de equis sabor. No, uno tenía que mirar a todas las paletas a través de los vidrios de los congeladores, afligido por tener que escoger un sabor de entre tantas opciones exquisitas. Había una lista en la pared de los sabores disponibles, pero nadie la leía; más bien se acostumbraba señalar una pila de paletas con el dedo y preguntarle al empleado ¿de qué son éstas? -- una y otra vez. (Seguro que el empleado se iba a casa harto de contestar la esa misma pregunta durante horas y horas.) Por fin me decidía por un sabor (o a veces por dos diferentes) y me la iba comiendo, caminando de regreso a la casa. No era una simple transacción comercial; era toda una experiencia.

Hoy en día son mucho menos las oportunidades que tengo de visitar una paletería y escoger así una golosina, pero me alegra el saber elaborarlas yo misma y de los sabores que se me ocurran. Es muy fácil de hacer, así es que espero a que tú también te animes a hacerlo. ¿Necesitas recetas? ¡Aquí están!

De la página de Comida mexicana:

De otros sitios de About en español:

©2014 About.com. Todos los derechos reservados.